MEDITACIÓN Y RELAJACIÓN

Meditació_2.PNG

¿Vas siempre estrasada y te falta energía?

 

¿Necesitas que todo esté bajo tu control?

¿Tu cuerpo está tenso y contracturado?

Puedes encontrar en tu interior un refugio de calma y serenidad 

Sumérgete en las profundidades de tu corazón y disfruta del silencio 

Suami Sivananda

Vivimos en un tiempo en el que todo va muy deprisa. Nos sentimos agobiados por el trabajo, las obligaciones, los compromisos, e incluso por aquello que hacemos por placer, y que se acaba convirtiendo en una carga añadida. Las exigencias que nos plantea el estilo de vida en nuestra sociedad nos llevan a descuidar las necesidades de cuidado y descanso de nuestro organismo.  Los días se convierten en una agotadora carrera de obstáculos; la tensión se acumula en nuestro cuerpo y con frecuencia nos sentimos superados por las circunstancias. La mente funciona de forma acelerada y da la sensación de que lo hace a su antojo, porque podemos sorprendernos teniendo pensamientos absurdos, que nos generan malestar y que no somos capaces de frenar. Queremos abarcarlo todo, tener el control, y nos exigimos esfuerzos que están por encima de nuestra resistencia.

Necesitamos detenernos para recuperar la fuerza y valorar nuestro grado de satisfacción con la dirección que estamos dando a nuestra vida: darnos cuenta de si lo que estamos haciendo nos acerca a lo que deseamos o si estamos yendo a la deriva. Necesitamos hacer una pausa para dejar de enfocar nuestra atención en el exterior y llevar la mirada a nuestro interior.

El primer paso consistirá en llevar la atención al cuerpo para captar lo que necesita. Nuestro organismo está diseñado para emitir señales de alerta cuando alguna circunstancia lo está perjudicando. Es una máquina de precisión que nos informa de todo lo que precisa para funcionar de forma óptima. Concedernos un tiempo para sentirlo, escucharlo y tenerlo en consideración nos ayudará a mantenerlo sano y vital.

 

Además de descanso, ejercicio físico y alimentación sana, para funcionar de forma equilibrada, el cuerpo necesita oxigenarse y relajarse. Existen una gran variedad de técnicas de respiración y relajación que nos permiten aflojar las tensiones musculares, frenar la actividad mental excesiva, y nos proporcionan bienestar emocional. Son herramientas básicas para poder afrontar los retos de la vida, y que todas las personas pueden aprender fácilmente y de forma lúdica. 

Cuando el cuerpo está distendido, está preparado para llevarnos más allá, para profundizar en nuestro interior, para encontrar el ojo del huracán: aquel centro interior de calma en medio de la agitación de la mente, con sus inacabables cadenas de pensamientos, recuerdos teñidos de emociones dolorosas e interminables listas de temas pendientes. Podemos acceder a este núcleo de paz y silencio por medio de la meditación.

 

Contrariamente a lo que hemos escuchado en muchas ocasiones, meditar no consiste en sentarse y dejar la mente en blanco. Con la meditación aprendemos a desidentificarnos de nuestra actividad mental, convirtiéndonos en observadores de todo lo que está sucediendo en el momento presente, sea en nuestro interior (las sensaciones corporales, la forma como el cuerpo respira, el estado emocional, los contenidos mentales que aparecen) o en el exterior (los sonidos, el movimiento del aire, la temperatura). Y lo atestiguamos sin juzgar lo que está sucediendo y sin hacer nada para modificar la experiencia. 

Mediante la meditación desarrollamos la autoconsciencia. Llevamos la atención a nuestros procesos mentales y observamos el vaivén de los pensamientos; captamos las fluctuaciones de nuestro estado emocional y podemos comprender el verdadero origen de nuestras reacciones. Este entendimiento nos permite vivir de una forma más serena y equilibrada

 

La meditación nos ayuda a mantener la atención focalizada en nuestra actividad diaria, sin perdernos en dramas y divagaciones. Además, nos pone en contacto con nuestra parte más sabia e intuitiva. Descubrirás que con la meditación consigues afrontar las inquietudes, las dificultades y conflictos de la vida con una actitud centrada y positiva.

 

Existen diferentes métodos para llegar a ese refugio interior que te va a proporcionar mucho más que unos minutos de paz, mientras los practicas. Numerosos estudios científicos han demostrado que la práctica de la meditación ofrece un amplio abanico de beneficios a nivel físico, psíquico, y también en nuestro desarrollo personal

woman_estrès.jpg

Medita, contempla los muros; observa tus ideas, tus hábitos, tus apegos y tus miedos, sin emitir juicio ni condena de ningún tipo. Limítate a mirarlos y se derrumbarán. 

Anthony de Mello

¿Necesitas más información?

Eficacia de la meditación como método de salud y desarrollo para la mujer

Tesina portada.png

Beneficios de la meditación

yoga-309782_1280.png

Grupos de Relajación y Meditación

consulta horarios

cartell_grups_relaxació_i_meditació.png
  •  Mejora la respuesta al estrés

  • Aumenta las habilidades de regulación emocional

  • Disminuye la divagación de la mente

  • Favorece la atención, la concentración y la memoria

  • Reduce la depresión y la ansiedad

  • Mejora el control de impulsos

  • Es eficaz en el tratamiento del dolor crónico

  • Previene enfermedades cardiovasculares

  • Incrementa la autoconsciencia

  • Reduce el sentimiento de soledad

  • Retrasa el envejecimiento cerebral